Córdoba.- Como medida de prevención ante la pandemia del coronavirus, la Iglesia Católica celebra la misa dominical al aire libre, favoreciendo una menor aglomeración con ceremonias breves, pero dignas.
Invita a mantener viva y fuerte la fe en Dios, no perder la serenidad y seguir las recomendaciones del Sector Salud del lavado frecuente de manos con agua y jabón o gel, salir lo menos posible de casa y evitar el contacto físico con otras personas.