El primer ensayo clínico para probar una posible vacuna contra el nuevo coronavirus arrancó hoy en Seattle, indicaron las autoridades sanitarias estadunidenses.

El ensayo clínico abierto incluirá la participación de 45 adultos voluntarios saludables de entre 18 y 55 años durante aproximadamente seis semanas”, indicaron los Institutos Nacionales de Salud en un comunicado.

El primer participante recibió la vacuna experimental hoy”, agregaron.