Orizaba.- El obispo de la Diócesis de Orizaba, Eduardo Cervantes Merino, manifestó que este año sí habrá la celebración del Santo Patrono San Miguel Arcángel, de manera histórica pues será diferente ya que se seguirán las medidas que indica el sector salud ante la epidemia del SARS-CoV-2, por lo que no habrán recorridos tumultuosos, tampoco se colocarán los tapetes de Huamantla y sin gente se realizarán los juegos pirotécnicos. 
En el marco de la misa del mediodía del domingo, monseñor, habló y reflexiono sobre el significado del perdón en el sermón; y a punto de concluir, en el mensaje final se dieron a conocer algunas de las actividades que se tendrán como parte del Programa de la Fiesta Patronal que iniciara desde el 20 de septiembre hasta el 29 de este mes.
Además, de exposiciones, conferencias, conciertos, programas televisivos, los días 27 y 29  se realizará un recorrido con la imagen en automóvil, en la primera fecha el recorrido iniciará en la parroquia del Sagrado Corazón de Jesús a las 17:00 horas, en la siguiente fecha será a la misma hora, pero saldrá desde la alameda Francisco Gabilondo Soler.
En ese mismo día se le cantará las mañanitas y a las 19:00 horas el obispo presidirá la misa patronal, en esta ocasión no habrá la exposición de los tapetes de Huamantla, el recorrido desde los arcos con Río Blanco pasando por la calle Madero, pero si los juegos pirotécnicos. 
Además, el obispo, dijo que en este mes de la Patria se pondrá en oración a la Virgen María los dolores que aquejan a México, como es la corrupción, el engaño, las trampas, de enfermedad, gente que sigue muriendo, asaltos, violencia y secuestros.