Río Blanco.- En apoyo a 100 adultos mayores en situación vulnerable y 200 personas que perdieron su empleo a causa de la pandemia de COVID-19, en la parroquia del Sagrado Corazón de Jesús se colectan víveres para integrar despensas y repartirlas entre quienes las necesitan.
Con la jornada Domingo de Caridad, las autoridades catolicas exhortaron a los fieles para solidarizarse con las personas más vulnerables de la crisis económica y de salud a causa de la contingencia sanitaria que golpea al país desde hace tres meses.
El llamado a los feligreses es para que donen frijol, arroz y azúcar, entre otros productos de la canasta básica, que pueden depositar en los cestos ubicados dentro de la parroquia o la donación también puede ser en efectivo en las alcancías del Domingo de Caridad.
Detallaron que si los católicos acuden en auto, pueden dejar sus donaciones en una mesa que se colocará todos los domingos frente a la parroquia sobra la avenida Camino Nacional, a fin de que no desciendan de sus unidades.

“Gracias a la comunidad parroquial y a los bienhechores que manifiestan la Divina Providencia, hemos repartimos ya más de 200 despensas a personas que han perdido su empleo. Dios bendiga a quienes lo hacen posible, y ojalá más fieles se sumen a la causa”.
Autoridades católicas