Washington.- Mike Pence, vicepresidente de Estados Unidos, descartó invocar la Enmienda 25 para destituir a Donald Trump a tan solo ocho días de que el republicano deje el cargo.

Con esto, se abre la vía al lanzamiento esta semana de un segundo procedimiento de juicio político al mandatario saliente.

A través de una carta dirigida a la líder de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, el vicepresidente estadounidense aseguró que invocar la 25 Enmienda no sería lo mejor para la nación ni sería compatible con la constitución de ese país.

“No creo que ese curso de acción sea en el mejor interés de nuestra nación o sea consistente con nuestra Constitución”, se lee en la carta.