Tezonapa.- Ante la ausencia de personal vial para destrabar “cuellos de botella” y obligar a los automovilistas a cumplir con el reglamento, la avenida 5 de Mayo presenta constantes aglomeraciones sin que nadie intervenga para mejorar la situación.

De acuerdo con fuentes de Tránsito Municipal es mejor infraccionar para enviar recursos a las arcas municipales que terminar con los problemas de embotellamientos.

Con las obras del primer cuadro de la ciudad, los conflictos viales son mayores, pero ninguna autoridad vial hace nada para poner orden en el municipio donde las dobles filas y estacionarse en lugar prohibido se volvieron cotidianos.

Los oficiales prefieren permanecer en la esquina de la calle Hidalgo del bulevar Emiliano Zapata o en otros sitios, que checar la situación que se registra en la avenida 5 por aparcamientos de taxis, dijeron automovilistas.