CD. Mendoza.- El histórico silbato de la fábrica Hidroeléctrica Santa Rosa ex CIVSA que data de 1899, recibe mantenimiento para reactivarlo, por lo que se descarta el rumor que circula en redes sociales de lo llevarán a un museo, precisó el comisionado especial, José Torres Serrano.

El martes pasado el aparato sonó después de meses de estar inactivo, lo que causó expectativa entre la población, que de inmediato especuló sobre diversas causas, entre ellas que se trataba de una emergencia y que sería su último toque porque sería desmontado.

La relevancia del silbato en Ciudad Mendoza radica en que es uno de los principales íconos de la industria textil, porque sonaba de forma característica para indicar el ingreso de los obreros a laborar a la fábrica CIVSA hace años.

De acuerdo con el cronista municipal, Luis López, la mañana del 15 de mayo de 1899, el presidente Porfirio Díaz, entró al cuarto de máquinas de la fábrica textil Santa Rosa e hizo sonar el silbato y fue así como arrancó la historia de un pueblo. 

En esa época, su sonar indicaba el ingreso de 2 mil trabajadores de  Puebla, Oaxaca y Tlaxcala, que  elaboraban telas que se exportaban a los grandes almacenes del orbe, como el Puerto de Liverpool y el Palacio de Hierro.

Al respecto, el comisionado especial de la factoría, José Torres Serrano mencionó que por tratarse de un ícono de la industria textil que se preserva en la ciudad, los trabajadores que se mantienen activos tienen la encomienda de darle mantenimiento al silbato y realizar diversas pruebas, para que en cuanto pase la pandemia por el COVID-19 se retomen las actividades normales en el lugar.