Tres nuevos casos sospechosos de peste bubónica han sido reportados en la provincia de Uvurkhangai, ubicada en el centro de Mongolia, informaron las autoridades del Ministerio de Salud del país.

Durante una conferencia de prensa, Dorj Narangerel, jefe del Departamento de Relaciones Públicas y Vigilancia del Ministerio de Salud mongol, señaló que tres miembros de una familia son considerados “sospechosos” de portar la enfermedad tras comer carne de marmota.

Por su parte, el Centro Nacional de Enfermedades Zoonóticas del país informó el mes pasado que 17 de las 21 provincias mongolas, principalmente las occidentales, son susceptibles a experimentar un brote de la enfermedad infecciosa.