Zongolica.- Debido a que se detectó un caso sospechoso de COVID-19 en San Juan Texhuacan, reforzaron los protocolos de sanidad, porque al paciente lo atendieron en el IMSS-Bienestar, aunque lo enviarían a Orizaba para seguir el tratamiento correspondiente.

Pobladores manifestaron que las instituciones de Salud de la Sierra carecen de capacidad para atender a los afectados por la pandemia, “por ello es que la cuarentene se extenderá en la zona”.

Precisaron que el enfermo presentó la sintomatología del virus, “aquí no se quedará, lo van a llevar a otra parte”. 

Por su parte autoridades de Texhuacan solicitaron evitar este tipo de declaraciones, debido a que pueden generar alarma entre los habitantes.

Añadieron que la persona recibe atención en Orizaba y proviene del Puerto de Veracruz, donde trabaja, además de que padece diabetes y del corazón, por lo que requerirá de cuidados especiales en caso de confirmarse que contrajo el padecimiento.