Orizaba.- La compra de productos para la ofrenda del Día de Muertos requiere de entre 300 y 500 pesos, que un buen número de familias no tiene, dijo el líder de la Canacope, Guillermo Trujillo Martínez.

Reconoció que en estos tiempos toda celebración conlleva gastos que sobrepasan el salario mínimo, por lo que algunas personas determinan pasar por alto estos eventos.

“Las tradiciones del país se pierden, no tanto por el olvido sino porque resulta caro sostenerlas, requieren de una considerable inversión, porque todos los productos aumentan de precio, lo que dificulta su compra”, expresó.

Indicó que el problema radica en la falta de equilibrio entre el salario que se percibe y el precio de las mercancías, a lo que se le suma la falta de empleo, por lo que las personas celebran de acuerdo con su presupuesto.

Al respeto se realizó un recorrido por distintas tiendas de autoservicio y en el mercado Melchor Ocampo, lo que dio como resultado que se necesita por lo menos 300 pesos para montar una ofrenda sencilla.

Productos como el papel picado, adornos y veladoras cuestan entre 30 y 50 pesos; los alimentos que gustaban al difunto varían dependiendo de cada familia pero regularmente caramelos por bolsas se encuentran entre 15 a 25 pesos; botella de agua pura dependiendo de la marca valen de entre 5 a 10 pesos.

En tanto que la cerveza o licor tiene un valor comercial que va de los 15 a 25 pesos y más en el caso de las bebidas alcohólicas; la preparación de comida de acuerdo con los ingredientes se cotiza de la siguiente manera: el tomate oscila entre los 31.50 a 35 pesos el kilogramo, el huevo que no ha bajado de precio está en 28 pesos; la pieza de pan se encuentra a 1.30 pesos, entre otros productos más para la elaboración de la ofrenda.

Las flores también se cotizan alto, de ahí que el líder de la Canacope estime que algunas familias se tendrán que conformar con lo mínimo, flores y velas.

 

Carlos Guevara

El Buen Tono