Connecticut.- Los estudiantes de la escuela primaria de Newtown, Connecticut (noreste), donde un joven asesinó a 26 niños y funcionarios el mes pasado, retornaron las clases este jueves, en una instalación alternativa descrita por la Policía como “la escuela más segura de Estados Unidos”.

La Escuela Primaria Sandy Hook permaneció cerrada desde la tragedia del 14 de diciembre, cuando un hombre de 20 años abrió fuego causando la muerte de 20 niños y seis funcionarios del centro, antes de suicidarse.

Los supervivientes de la matanza finalmente retomaron su año académico este jueves en la cercana ciudad de Monroe, donde un colegio a unos 11 kilómetros de distancia fue convertido y rebautizado como ‘Sandy Hook’.

“Bienvenidos, los queremos”, se podía leer en un gran cartel verde flúor colocado en el camino hacia la escuela.

Y la policía estaba preparada para convencer a los padres de que no había riesgo alguno de que la historia del mes pasado se repita. Pero a pesar del enorme esfuerzo realizado para suavizar el retorno a la escuela de los alrededor de 500 alumnos del centro y sus padres, el nerviosismo imperaba. La responsable de las escuelas de Newtown, Janet Robinson, dijo en una rueda de prensa el miércoles que unas 80 personas trabajaron para convertir al edificio en “una escuela primaria muy alegre”. 

AGENCIAS