Córdoba.- Víctima de la delincuencia resultó un empresario de plásticos la tarde del jueves, luego de dos sujetos armados con pistolas, le arrebataran la motocicleta BMW que había abordado segundos antes junto con su esposa, cuando salían de comer del restaurant “Pepe Pollo” ubicado en el bulevar Córdoba-Fortín, a la entrada de Nuevo Córdoba.

Según relató el agraviado, de nombre Hugo Emanuel Ramírez Jaramillo, los sucesos ocurrieron aproximadamente a las 15:00 horas del jueves, cuando fue a comer en compañía de su esposa a un restaurant, dejando estacionada su motocicleta BMW amarilla con negro, modelo 2012, placas 4 SEE 1, a las afueras de la negociación.

Tras culminar de ingerir sus alimentos y dirigirse a la salida, pretendían abordar su vehículo, hasta donde se acercaron dos sujetos que vestían pantalones de mezclilla azul y sudaderas gris y blanca con gorros, ambos morenos, los cuales sacaron del cinto sus pistolas tipo escuadra, con las cuales apuntaron a la pareja y amenazaron con entregarles las llaves o los matarían.

“Me dijeron que les entregara las llaves o nos mataban, además de ordenarnos caminar con rumbo a Santa Leticia, pero antes nos quitaron los teléfonos celulares, nos dijeron que no volteáramos y así lo hicimos, sólo que cuando vi pasar mi moto con los dos sujetos a bordo, me regresé para hacer una llamada del restaurant” dijo indignado el empresario.

Apuntó que pese a que estuvo conviviendo en el local, el dueño de Pepe Pollo se negó a prestarle el teléfono para alertar a la Policía, según él, por temor a represalias. “Tu crees, todavía de que fui su cliente me negó una llamada y todavía me dijo, aquí no vengas, vete a un público o a ver a donde”.

Agregó que varias patrullas de la Policía municipal se presentaron al lugar tras llamar a la radio operadoras, cuestionando el actuar de los uniformados, ya que patrulla que llegaba le pedía los mismos datos que los uniformados anteriores.

“Estaba molesto, hasta les dije, ¿y qué, no van a salir a perseguir a los delincuentes y tratar de recuperar mi moto?, y llegaba un Policía nuevo con otra patrulla y me preguntaba lo mismo que ya me habían preguntado y nadie salía tras los delincuentes, hasta me causó risa uno que me dijo que iba en chinga a Nuevo Córdoba a checar por esa zona”.

Ramírez Jaramillo refirió que ya se presentó a formular su denuncia correspondiente ante la agencia del ministerio público, en contra de quien o quienes resulten responsables del delito de robo con violencia del que fue objeto, confiando en que la motocicleta tiene un valor actual de $173 mil pesos.

De la redacción

EL BUEN TONO