Además de ser una deliciosa tradición, comer Rosca de Reyes puede proveerte de nutrientes y beneficios para la salud.

El 6 de enero se celebra la fiesta de la Epifanía, comúnmente conocida como la llegada de los Tres Reyes Magos, donde los magnos señores que venían siguiendo la estrella encuentran por fin al Mesías. Con esta fiesta cristiana se guarda la exquisita tradición de comer Rosca de Reyes con chocolate caliente.

Los ingredientes y su figura característica contienen varios simbolismos religiosos. Su forma original era circular aunque ahora se elabora en forma de elipse y ésta recuerda a los feligreses que Dios y su amor es infinito. El niño oculto en el pan, ya sea de cerámica o de plástico, representa cuando San José y la Virgen María escondieron al Niño Jesús del Rey Herodes, quien se sintió amenazado por la llegada del Rey de los Judíos y tenía intenciones de aniquilarlo. Suerte que un ángel previno a los magos de volver por otro camino y la Sagrada Familia logró escapar sana y salva a Egipto.