Aguascalientes.- Luego de permanecer en prisión durante nueve meses por los presuntos delitos de violación, atentados al pudor y corrupción de menores, finalmente el sacerdote Flavio Ibarra Pedroza fue condenado por un juez a pasar 32 años en la cárcel, luego de que autoridades encontraron elementos suficientes para dictar la sentencia condenatoria, debido a que dicha persona, emborrachaba a un niño para abusar de él.

El mencionado sacerdote, habría sido detenido por elementos policíacos tras los señalamientos directos del propio pequeño de quien se decía su guía espiritual.

Fue a finales del 2018 cuando el sacerdote Flavio Ibarra Pedroza fue detenido por las autoridades de Aguascalientes tras ser acusado de abusar de un menor de edad.

claman justicia

Los padres del menor al enterarse de esta lamentable situación, acudieron ante la Fiscalía para presentar la denuncia que hoy ya tiene una sentencia en justicia del afectado.

Al padre Flavio Ibarra Pedroza se le impuso una pena de 32 años y nueve meses de cárcel, además de una multa de 837 días de salario mínimo, lo que se traduce a 53 mil 375 pesos con 49 centavos.