Río Blanco.- La saliva es una excelente barrera de defensa para el cuerpo, gracias a la gran variedad de componentes sólidos que la integran, manifestó el catedrático de la Facultad de Odontología de la Universidad,  Veracruzana (UV), región Orizaba-Córdoba, Bernardino Isaac Cerda Cristerna.

El académico impartió la charla virtual “Cuando descubras el poder que tiene la saliva, seguro se te caerá la baba”, en el marco de las “Tardes de Ciencia” organizadas por la Dirección General de Investigaciones de la máxima casa de estudios.  

Explicó que comienza a formarse en las células de las glándulas salivales, de las que existen seis mayores, que secretan el 90 por ciento de ella y entre 800 y mil menores. 

Detalló que las mayores están compuestas por un par de glándulas parótidas que tienen secreciones no mucosas, otro tanto de sublinguales cuya secreción es mixta y el mismo número de submaxilares que sísecretan mucosidad. 

“El total de estas secreciones sumado a la de las glándulas menores componen la saliva de la boca”, puntualizó.  

Elementos

Mencionó que el ser humano produce en promedio poco más de medio litro de saliva al día y que cuando mastica se crean dos mililitros por minuto.  

El docente dijo que está formada por un 99 por ciento de agua y que la parte restante la integran hasta tres mil componentes sólidos como bicarbonato, fosfato, amilasa, lipasa e histatina.  

Comentó que entre las partes sólidas también se encuentran anticuerpos como la inmunoglobulina A, que elimina bacterias que ingresan al organismo por la boca.

Manifestó que cuenta con muchas propiedades benéficas para el organismo, ya que es antimicótica, elimina hongos, sana tejidos, reduce la acidez del ambiente de la boca, mineraliza los dientes, facilita la digestión, lubrica y protege, además de ser antiviral y antibacteriana.  

Degustar

Destacó que la saliva también ayuda a disfrutar los tonos de sabores de los alimentos, ya que cuando los trituramos sus enzimas los degradan y liberan los compuestos que inducen a la percepción del gusto en la lengua de comensales.  

Añadió que también participa en la autoclisis, sistema de limpieza natural de los dientes, al proteger su superficie y evitar que se ensucien.  

Destacó que la saliva contiene elementos que inducen a que se forme la cicatrización de los tejidos y que debido a eso es que las heridas del interior de la boca tardan menos en sanar que las de la piel de los individuos.  

Mencionó que tan sólo un mililitro de ella puede contener hasta 140 millones de bacterias y que sin el mecanismo de control que tiene sería imposible que el ser humano tuviera un buen estado de salud.

Recomendó a la población cuidarse en esta temporada.