La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, condenó el asesinato de la pequeña Fátima, ocurrido en la Ciudad de México, y dijo estar pendiente de las investigaciones para detener y procesar a los responsables.

Indescriptible lo que sucedió con Fátima. A su familia le expreso mi más profundo sentimiento de solidaridad. Desde temprano he estado pendiente de la información de este hecho lamentable que condeno enérgicamente”, señaló.