Orizaba.- A un año y nueve meses de iniciada la propuesta que causó mucha controversia se aprobó el Reglamento Municipal de Protección Animal, hay sanciones de mil UMAS, es decir, 87 mil pesos aproximadamente por causar la muerte de un animal mediante prolongada agonía, se excluyó la prohibición de las corridas de toros, además y a pesar de que no cuenta con el perfil, seguirá al frente de la coordinación Mayra de la Vega Aduna con el compromiso de que ahora sí presentará los informes de su área a los regidores de la comisión. 
Se dijo que dicha reglamentación tiene como fin promover una tenencia de mascotas responsables por lo que hay derechos para los animalitos como obligaciones por parte de los humanos.
Ante ello, el regidor quinto Francisco José Aguilar Ramírez, explicó que se conservó el espíritu del reglamento, se delimitó la estructura de la coordinación UMA, a través de dos entes uno se denomina UMA Citlatepetl que se encargará de la reserva animal y el segundo está al frente del Centro de Protección y Salud Animal. 
Explicó que también se estipula como sanciones graves, en donde incluso se contempla a los veterinarios y responsables de tiendas de mascotas, esto es “en cuatro fracciones en el artículo que contemplas las infecciones al reglamento, en caso en donde se cause un daño físico que provoque la muerte del animal y en todos aquellos en donde se vea comprometida la salud y la vida del animal desde cacería de animales no permitidos, causarle una agonía muy dolorosas, la sanción es de mil UMAS y las más baja es de tres UMAS que es el no recoger las heces”.