México, D.F.- Manny Pacquiao y su consejero Michael Konz desestimaron la declaraciones de los médicos, Rústico Jiménez y Raquel Fortun, quienes aseguran que el púgil filipino padecería principios de Parkinson y por lo tanto debería retirarse del boxeo.

Pacquiao se encuentra en este momento de vacaciones junto a su familia en Israel y la información tomó por sorpresa al propio Manny, según el Director Ejecutivo de la promotora Zanfer, Juan Carlos Torres, quien apenas ayer platicó con el boxeador por teléfono.

“Manny Pacquiao y Konz niegan rotundamente las aseveraciones de ambos médicos. A ninguno de los dos conoce y mucho menos se ha reunido alguna vez con ellos”, indicó Torres.

Además, Pacquiao aseguró a Torres que se encuentra completamente sano y que en febrero volverá a los entrenamientos para ponerse a punto de cara a sus peleas de 2013, incluido un posible quinto enfrentamiento contra Juan Manuel Márquez.

AGENCIA