SAU PAULO.- El 2019 no podía terminar sin una imagen impactante en el mundo deportivo, pues el martes pasó algo insólito en la Carrera Internacional de San Silvestre: Kibiwott Kandie se dejó ir en los metros finales y superó a Jacob Kiplimo por un segundo.

Los atletas africanos coparon el podio en las pruebas masculina y femenina y mantuvieron su larga hegemonía en la tradicional competición que se disputa siempre el último día del año por las calles de Sao Paulo, la mayor ciudad de Brasil. En la competición masculina se impuso el keniano Kibiwott Kandie, que completó los 15 kilómetros en 42 minutos y 59 segundos, un nuevo récord para la prueba, y llegó escoltado por el ugandés Jacob Kiplimo (43m00s) y el también keniano Titus Ekiru (43m54s).

Kandie, que con un sprint espectacular superó en los últimos metros de la carrera a Kiplimo, impuso un nuevo récord para la prueba y se convirtió el primer atleta en completarla en menos de 43 minutos.