México, D.F.- Samsung afirmó este domingo que la empresa Sam Won México, en donde fue agredido un trabajador, no es su filial.

La firma asiática precisó en un comunicado que la empresa señalada, ubicada en  Querétaro, es un proveedor más en su cadena de valor.

Samsung aseguró que los proveedores son empresas independientes, y por tanto, responsables del cumplimiento de todas las obligaciones obrero-patronales de las que sean parte.

Aclaró que no ha recibido ninguna solicitud formal del Gobierno estatal para cubrir el salario de los trabajadores de Sam Won. La firma tecnológica destacó que el 30 de octubre se reunió con representantes del Gobierno de Querétaro, la Secretaría del Trabajo, la Embajada de Corea en México y representantes de Sam Won.

Condenó además los hechos y aclaró que mantendrá su compromiso de respetar en todo momento el marco jurídico mexicano.

El empleado Jorge Alberto Zamora Esparza fue agredido el 17 de octubre por Kim Jaeoak, una persona de origen coreano, dentro de la empresa Sam Won México, incidente que fue difundido por medios y en redes sociales.

Agencias