Córdoba.- A 15 días del inicio de clases, las casas de empeño registran una mayor afluencia debido a que los padres de familia buscan un dinero “extra” para poder comprar los útiles, calzado, equipos electrónicos y uniformes para sus hijos.

Estos establecimientos consideran un incremento del 20 por ciento en préstamos prendarios.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) señala que el 50 por ciento de las familias mexicanas destinan entre 5 y 10 por ciento de su ingreso a gastos escolares.

Artículos de joyería, celulares, relojería, equipos de cómputo y de cocina, entre otros, son los que más empeñan las personas para buscar obtener como mínimo dos mil pesos.

El regreso a clases es el segundo repunte del año que tiene este sector; el primero se da en Semana Santa, para después mostrar una baja porque las personas comienzan a recibir adelantos de aguinaldos y otros ahorros. El sistema prendario y de préstamos se encuentran dentro de las tres primeras opciones de la población en momentos como el regreso a clases, porque es un proceso rápido.  Por otro lado, también algunas de las familias acuden a los empeños a comprar algunos artículos escolares como computadoras, tabletas, impresoras y demás, al considerar que son más económicas. Por su parte, la Profeco llamó a la ciudadanía a denunciar cualquier abuso.