Omealca.- Una pipa cargada con 40 mil litros de melaza se partió a la mitad, lo que provocó que el endulzante líquido se esparciera, en la carretera estatal Omealca-Tezonapa, la altura del poblado Rancho Nuevo, donde la circulación fluyó lenta debido al material resbaloso, por lo que el área fue abanderada por elementos de tránsito de Omealca, Bomberos y Protección Civil de Tezonapa.

Los hechos ocurrieron alrededor de las 19:40 horas de este martes, cuando la pipa marca Kenworth, blanca, con placas 885-AK3 del Servicio Público Federal y propiedad de la compañía “Trasecol S.A. de C.V.” de La Tinaja, circulaba por la carretera estatal Tezonapa-Omealca, luego de haber salido del ingenio Central Motzorongo, con dirección a México. 

Sin embargo, al llegar a la altura de Rancho Nuevo la pipa empezó a comprimirse, debido a que no soportó el peso de la carga, y prácticamente se partió.

José Adán Montes Fajardo, de 40 años, es el conductor de la pipa, quien al ver lo que sucedía  detuvo la marcha sobre el pavimento, observando cómo la parte media se doblaba hasta provocar unas rupturas en el tanque por donde se comenzó a salir su carga, y el endulzante líquido se esparció por la carretera, haciendo que los vehículos circularan a baja velocidad.

Automovilistas y vecinos del lugar dieron aviso a la Policía municipal de Omealca, cuyos elementos acudieron para abanderar el lugar y evitar otro accidente, debido a lo resbaloso de la carretera y por lo oscuro del camino. Al lugar también arribó el perito de Transito Edith Pérez Serena, de la delegación número 30 de Yanga, para tomar conocimiento.

Bomberos de Tezonapa se trasladaron hasta la zona de Rancho Nuevo, para limpiar la carretera debido a la gran cantidad de melaza que se había derramado, y por lo cual se aplicó arena sobre la cinta asfáltica.

Toño Osorio y Julio V.

El Buen Tono