ads

Tezonapa, Ver.- Una familia del barrio La Soledad de Motzorongo salvó milagrosamente su vida después que una roca se desprendió del cerro y rodó más de 100 metros entre maleza y árboles, llevándose todo lo que encontró a su paso, entre bardas y muebles.
La roca de más de 2 toneladas destruyó tres bardas de la vivienda de la familia Aguilar Vázquez y quedó retenida dentro de una recámara después de destruir la sala y aparatos electrónicos, afortunadamente no hubo desgracias humanas.
El desprendimiento de la roca, derivó del reblandecimiento de la tierra y por la supuesta tala inmoderada de árboles, indicaron algunos vecinos que llegaron a apoyar a la víctima.
Personal de Protección Civil Municipal, apoyado con una retroexcavadora laboró durante más de una hora para retirar la roca de la casa y tomaron conocimiento de la situación, revisaron la zona y en las próximas horas, recorrerán el área donde se registró el desprendimiento para verificar otro posible riesgo.

ads