Córdoba.– Un joven, empleado de una carnicería, fue ingresado de urgencia al hospital General de Córdoba para ser intervenido quirúrgicamente, luego de que su mano izquierda le fue triturada al meterla de manera accidental a un molino para carne.

De acuerdo a información obtenida, los hechos ocurrieron durante la tarde ayer, luego de que Carlos Manuel Sosol Ávila, de 20 años de edad, con domicilio en la colonia San Román, al encontrarse trabajando en el interior de una carnicería de manera accidental metió su mano izquierda en un molino para carne, provocando que su mano le fuera prácticamente triturada.

Tras los gritos de dolor, de inmediato sus compañeros de trabajo apagaron la máquina y con mucho cuidado sacaron la mano, la cual enrollaron con un mandil y en cuestión de minutos lo trasladaron en un vehículo al hospital General de Córdoba, ya que necesitó ser intervenido quirúrgicamente.

Hasta el cierre de esta edición, se tenía conocimiento de que el jóven se encontraba delicado, pero bajo observación de los médicos, ya que tras el lamentable accidente tuvo mucha perdida de sangre, además de que se tuvo conocimiento de la posibilidad de que le fuera amputado su brazo.