Córdoba.- Con la firme misión de llenar de fe, amor y dedicación a todo aquel que lo necesite, un grupo de 284 jóvenes se van de misioneros a distintas parroquias de la ciudad.

Con gran emoción se llevó a cabo la misa a las 10:00 horas de ayer en la catedral de la Inmaculada Concepción, impartida por el obispo de la Diócesis de Córdoba, Eduardo Patiño Leal, donde un gran número de feligreses fue testigo de esta emotiva celebración.

Una fuente del lugar nos compartió que los misioneros se encontrarán impartiendo la palabra en diversos decanatos, entre ellos el de Huatusco, en la colonia Manuel González, Tlacotepec, Boca del Monte.

Otra será en el Decanato de Coscomatepec, Tetelcingo y Calcahualco, en el Decanato de la Inmaculada será en la comunidad de San Rafael Calería de la ciudad de Córdoba.

En el Decanato de la zona cañera Norte se encontrarán en los municipios de Paso del Macho y Atoyac, mientras que en el Decanato zona cañera Sur será en Omealca, Cuichapa y Motzorongo y finalmente en el Decanato de San José.

Para su celebración en la catedral de la Inmaculada, a los jóvenes se les festejó con pastel y también partieron piñatas para regocijarlos y despedirlos en su misión hacia esos municipios.