El Segundo Tribunal Colegiado en Materia Penal del Primer Circuito con sede en la CDMX resuelve a favor de LABC.
Se violó la suspensión provisional que lo protegía.
Nunca debió ser detenido por los policías ministeriales que ejecutaron la orden de aprehensión emitida por Alma Aleida Sosa Jiménez, resolvieron además que la Jueza responsable estaba impedida para imponer medida cautelar alguna en contra del quejoso.
Con ésto se actualiza la hipótesis contemplada en el artículo 262 fraccion III, de la ley de amparo que contempla como delito del orden federal; al servidor público que viole una suspensión provisional, como en éste caso.