Superiberia
  • EN TODO EL MUNDO

CDMX.- La Selva Maya en México y Guatemala es uno de los 24 frentes más preocupantes de deforestación en América Latina, África Subsahariana, el Sureste de Asia y Oceanía, que en los últimos 13 años perdieron más de 43 millones de hectáreas de bosque, equivalente al tamaño de California, Estados
Unidos.
De acuerdo con el reporte “Frentes de deforestación; impulsores y respuestas en un mundo cambiante”, del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés), en el caso específico de la Selva Maya las principales causas de esta devastación son la ganadería, agricultura a gran escala, agricultura de pequeña escala y los incendios.
“Casi la mitad del bosque que permanece en estos frentes, alrededor del 45 por ciento, ha experimentado algún tipo de fragmentación. Las áreas fragmentadas y los bordes de las áreas de bosque son más propensos a los incendios y más susceptibles a la intervención humana, debido a su mayor
accesibilidad”, alertó.
El estudio establece que nueve de estas 24 áreas críticas de deforestación se encuentran en Latinoamérica, incluida la Amazonia en Guyana y Venezuela, región que ha experimentado la disminución del 94 por ciento de las poblaciones de vida silvestre monitoreada por el Índice Planeta Vivo de WWF.
“Esta alarmante disminución en biodiversidad es atribuida, en gran parte, a la pérdida y degradación de hábitat causada por el cambio de uso de
suelo”, advirtió.
Entre las soluciones a la deforestación, el informe menciona el reconocimiento de los derechos de tenencia de los territorios indígenas como una respuesta efectiva que promueve la protección de bosques bajo prácticas de manejo y control local.
“La crisis del Covid-19, cuyas implicaciones no se analizan en este documento, puede abrir la puerta a los cambios y transformaciones que se han identificado como necesarios desde hace algún tiempo: la relación cambiante con la naturaleza, abordar el consumo excesivo y valorar más la salud y la equidad en lugar del abrumador énfasis actual en el crecimiento económico y las ganancias financieras”, destaca.

Vecino