Orizaba.- Como Socorro Acosta Hernández fue identificado el cadáver que se encontró semienterrado en un barranco, ubicado en el camino a Mucuilacatl Grande, a la altura de la localidad del Zapote, perteneciente al municipio de La Perla.

La hoy occisa contaba con 60 años de edad, quien radicaba en la ciudad de Orizaba, misma que en febrero había sido secuestrada en el municipio de Mariano Escobedo, cuando se encontraba en un terreno en el lugar conocido como Rincón de Chicola, propiedad de la difunta.

El cuerpo de la sexagenaria fue entregado a sus familiares quienes de acuerdo al protocolo fúnebre, le brindarían cristiana sepultura, luego de que identificaran y reclamaran el cadáver antes las autoridades correspondientes.