El Senado de la República prohibió cualquier tipo de violencia como método disciplinario en contra de niñas, niños y adolescentes como “pellizcos, cinturonazos y pellizcos” a fin de garantizar su desarrollo integral.

Por unanimidad de 92 votos a favor el Senado reformó dos instrumentos legales a la Ley General de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes y al Código Civil Federal para prohibir el maltrato a menores de edad.

La senadora Josefina Vázquez Mota refirió que el castigo corporal y humillante entre la niñez mexicana tiene una prevalencia muy alta y preocupante.