ads

La Secretaría de Educación Pública (SEP) se sumó a la propuesta de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), para que las escuelas particulares y padres de familia lleguen a un acuerdo sobre las condiciones para el pago de colegiaturas y servicios.

A través de un comunicado, la dependencia respaldó el criterio de la Profeco respecto a que la emergencia sanitaria “no exime ni libera a las partes de sus obligaciones, pues debe garantizarse el derecho a la educación de las y los estudiantes, por lo que se recomienda no tomar alguna medida administrativa que afecte a los alumnos en la continuidad de sus estudios y del ciclo escolar 2019-2020“.

Apuntó que los colegios particulares deben “ser flexibles”, puesto que deben de pagar los sueldos de los maestros, así como considerar las necesidades de los padres de familia que han perdido ingresos o hasta el empleo.

ads