Córdoba.- La región de las Altas Montañas enfrentará este año una de sus peores sequías que traerán consecuencias graves de escasez  de agua, principalmente por la falta de nieve en el volcán Pico de Orizaba.

El coordinador del Programa Salvemos al Pico de Orizaba, Ricardo Rodríguez Deméneghi advirtió que los pronósticos no son nada alentadores, pues se estima que se rebasarán los 200 días anuales sin agua.

“Ver al Pico de Orizaba sin nieve significará que habrá una dura sequía y lo peor es que la escasez de agua será de lo más crítica. Es muy preocupante porque seguimos ignorando los efectos del cambio climático”, subrayó.

Entrevistado vía telefónica, el especialista dijo que sólo en la zona Centro se verán afectados 57 municipios, aunque el área de influencia del Pico de Orizaba va hasta la zona Costera-Golfo, lo que se traduce a unas dos millones de personas que sufrirán los estragos de la falta del vital líquido.

Rodríguez Deméneghi recordó que actualmente el volcán cuenta con el Glaciar Jamapa, el cual está a un 40 por ciento de su capacidad, mismo que se estima tenga un tiempo de servicio de 20 años.