Superiberia

Amatlán.- Ocho días han transcurrido del “levantón” de padre e hijo, ambos comerciantes dedicados a la venta de papas fritas, a quienes se llevaron el pasado 14 de este mes varios sujetos armados, los cuales los subieron a un vehículo Volkswagen-Jetta, cuando se encontraban en un local de papas, que actualmente está desalojado sobre la avenida Morelos, como referencia cerca de la biblioteca Municipal.

Mientras tanto, las corporaciones policíacas continúan trabajando en un operativo, que implementaron posterior a la privación ilegal de su libertad, el cual podría tener resultados en las próximas horas.

Durante la tarde de ayer, el gobernador del estado Cuitláhuac García Jiménez, sostuvo una reunión de carácter privado en el municipio de Amatlán, tratando temas de seguridad incluyendo el asunto de los comerciantes de esta localidad, uno de ellos identificado como Marroquín Álvarez y su hijo, indicando que continúan trabajando en su búsqueda.

Cabe destacar que a las víctimas se las llevaron durante la noche del pasado jueves 14 de enero, cerca de las 20:25 horas, luego de que elementos de la Policía Municipal, fueron alertados por una mujer de que su esposo identificado como Marroquín Álvarez, así como su hijo cuya identidad fue reservada, fueron “levantados” por varios sujetos armados que llegaron hasta el lugar donde se encontraban, llevándose a sus dos familiares junto con el dinero de las
ventas.

Posteriormente, al “levantón”, los elementos de la Policía al mando del primer comandante Manuel Cortés se entrevistaron con la afectada para obtener mayores informes de lo ocurrido e iniciar así la búsqueda de ambas personas.

Familiares, quiénes temen por la integridad física de las dos personas que llevaron, solicitaron la intervención de las corporaciones policíacas, a través de la Fiscalía Regional ya que acudirían a presentar la denuncia correspondiente por la desaparición forzada.

Vecino