El Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, le habría pagado a alguien para que presentara en su lugar el examen estandarizado de admisión a una escuela universitaria, a fin de poder continuar sus estudios en una institución prestigiosa. Así lo afirma la sobrina del Mandatario, Mary Trump, en un libro revelador que saldrá a la venta la próxima semana.

En Too Much and Never Enough: How My Family Created the World’s Most Dangerous Man (Demasiado y nunca suficiente: cómo mi familia creó al hombre más peligroso del mundo), cuyo borrador obtuvo The New York Times, Mary Trump, psicóloga clínica, escribe que el actual inquilino de la Casa Blanca le pagó entonces a alguien para que le hiciera los exámenes SAT, que se aplican extensamente para la admisión universitaria en EU.