• Para evitar que los jóvenes caigan en redes criminales 
  • Presidenta de la sede de Orizaba, Maribel Ostos de Torio y la coordinadora de ANSPAC Joven, Rocío Mendoza de Guadarrama.

Orizaba.- El crimen organizado es un problema socioeconómico muy grave y si la sociedad en general, desde su trinchera no hace algo por salir adelante, seguirá siendo manipulada y quienes más perderán serán los jóvenes, pues, a pesar de que se aprueben reformas para legalizar el consumo de la marihuana y para abortar, no quiere decir que se tenga que hacer, desafortunadamente este sector no sabe diferenciar entre lo que está bien y lo que está mal. 
En rueda de prensa, la presidenta de la sede de Orizaba, Maribel Ostos de Torio y la coordinadora de ANSPAC Joven, Rocío Mendoza de Guadarrama; dieron conocer que, a pesar de la pandemia por Coronavirus, ellas siguen trabajando, aunque en la
modalidad virtual.
Mendoza de Guadarrama, destacó que entre la población los valores no se han perdido, “solo hay que recuperarlos y una de las razones por las que estoy aquí y me he enfocado en los jóvenes, es porque yo sí creo y estoy segura que si le apostamos a la educación vamos a ser mejores personas; por ejemplo la cívica y ética es algo muy importante, porque nos enseña a amar a la patria, al prójimo y lo hemos puesto a un lado, porque le hemos dado prioridad a otros temas”. 
Mencionó que es muy difícil el entorno actual, en el que que se desenvuelven los jóvenes de ahora, son temas en discusión muy
importantes. 
Se les debe hablar para que puedan “aprender a diferenciar lo que está bien y lo que está mal, ellos no saben valorar o dimensionar. Estamos preocupados por nuestros jóvenes, de que no caigan en la delincuencia”.