Orizaba.- Nuevamente el director de Desarrollo Humano del Ayuntamiento de Orizaba, Fernando Trueba Coll, muestra su abuso de poder al adueñarse ahora de las calles de la ciudad, solapado por el alcalde Igor Rojí López.
Automovilistas y ciudadanos aseguran que este funcionario municipal prácticamente se ha adueñado de la vía pública.
Primero, a las afueras del Hotel Trueba, que es de su propiedad, colocó mesas y  sombrillas, obstruyendo la mitad de las banquetas.
Ahora, valiéndole afectar el tráfico, ordenó que autobuses de turismo aparcaran justo frente a su hotel.
Además de ser privilegiado al hospedar a visitantes de eventos que organiza el Ayuntamiento en sus dos hoteles, también se aprovecha del influyentismo que tiene para infringir la Ley de Comercio y Tránsito.