Nogales.- Habitantes de la localidad de Ojo Zarco pidieron la intervención de autoridades de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), ante la discrepancia que generó la división de un predio que era utilizado como espacio deportivo para la comunidad, por parte de
ejidatarios.

Expusieron que se trata de un terreno que por muchos años ha sido un espacio de esparcimiento y diversión para niños y adultos; una cancha que aseguraron fue donada por el Ayuntamiento de Nogales hace 20 años y que con mucho esfuerzo se ha mantenido en buenas condiciones.

“Da impotencia ver que hay personas que buscan su beneficio y no el de la comunidad, principalmente el de los niños y jóvenes que son el futuro de México. Ahí había retas de basquetbol y de fútbol, donde al terminar agotados se hace la cooperación para unos refrescos y tener una buena convivencia”, expresaron.

Manifestaron que si ya no se quiere destinar el lugar para fomento al deporte, se podría considerar construir un parque, una clínica o una escuela, es decir, un espacio para el bien de la comunidad y no en beneficio de unos cuantos.

En contraste, hay quienes avalan que el terreno pertenece a los ejidatarios que están en su derecho de hacer uso de él, además de que aseguraron que el lugar era utilizado por jóvenes ociosos, para consumir alcohol y sustancias ilícitas y no con fines deportivos.

Con el fin de evitar conflictos en la localidad, los pobladores hicieron un llamado a las autoridades agrarias, de la Agencia Municipal y del Ayuntamiento para que se esclarezca la situación y se mantenga el predio en beneficio de toda la localidad.