Orizaba.- En la región trabajan más de 500 talleres de laminación, muelles y vulcanizadoras que incumplen con las medidas necesarios de seguridad y ponen en riesgo a la población, dio a conocer el coordinador regional de Protección Civil, Luis Palma Déctor.

Anunció que ante tal situación comenzarán con un operativo de revisión de los negocios y en caso de que se les encuentren deficiencias podrían proceder a las clausuras una semana o definitivamente, según sea el caso.

Manifestó que los establecimientos de este giro pasan desapercibidos en cuestiones de seguridad porque se cree que no son de peligro, pero hay registros de muertes de mecánicos por estallarles un neumático al momento de llenarlo de aire, entre otros casos.

 

Carlos Guevara

El Buen Tono