Autoridades en Rusia elevaron esta mañana a 39 la cifra de los fallecidos por el derrumbe parcial de un edificio de viviendas en la ciudad deMagnitogorsk, en los Urales, ocurrido el pasado 31 de diciembre.