Orizaba.- De las más de once mil industrias, empresas o firmas comerciales aglutinadas al Consejo Coordinador Empresarial CCE, el rubro que sufre las mayores consecuencias de la contracción económica, es el comercio en pequeño, algunos negocios tanto en Córdoba como en Orizaba “han bajado cortinas”.

Reconoció lo anterior el presidente del CCE Igor Rojí López, quien precisó que en los últimos meses no le ha ido nada bien a este sector y en contraparte, hay grandes negocios o firmas internacionales que sí han crecido y lo denota el pago de impuestos del 2% a la nómina, por ejemplo.

Sin precisar la cantidad de cierres que hay en pequeños locales, dijo que sí los ha reportado  la Cámara Nacional de Comercio “pequeños comerciantes están sufriendo la contracción económica, hay poco circulante y hay gente que está tratando de ahorrar pero esto repercute a los comerciantes”.

Si a este panorama se suma la competencia de cadenas comerciales, en algunos rubros la quiebra suele ser inminente: “Tenemos socios ferreteros y de material de construcción, que en Córdoba se la ven difíciles por la entrada de una cadena comercial internacional que llega y abarca cierto mercado”, precisó.

Dijo que para tratar de contener la inflación, deben tomarse medidas que a largo plazo funcionarán y mejorarán el nivel de vida del país, pero eso cuesta muchos años de esfuerzo.

Los empresarios recién se reunieron con miembros del Gabinete de Política Económica y ahí el secretario de Finanzas y Planeación (SEPIFLAN), Salvador Manzur dijo que la captación del impuesto del 2 por ciento a la nómina ha crecido en los últimos meses, lo cual denota cierta estabilidad económica y laboral en las 11 mil empresas que a su vez están adheridas a 12 cámaras empresariales.

 

Matilde De los Santos Parada

El Buen Tono