in

Suplican por un milagro

Superiberia

De la redacción

El Buen Tono

Amatlán.- Ayer varios trabajadores de la fábrica Schott de México S. A. de C. V., utilizaron la plataforma de Facebook para externar su inconformidad sobre la manera en que se van a repartir sus utilidades, ya que consideran “injusto” el monto que se les va a otorgar este año.

“Este punto del reparto por ley de las utilidades se me hace una burla de parte de la licenciada Luz del Carmen Lezama Rodriguez (Recursos Humanos). Ella comenta que se aplicará conforme a la ley, el caso es que en esta fabrica aplica la ‘ley’ cada que se les pega su gana y su conveniencia”, externó uno de los afectados.

Otro de los trabajadores manifestó que a dos días que les depositen el monto de las utilidades, este será de menos de la mitad que le correspondía a cada trabajador.

Alegan que a cada persona le están descontando de 25 mil a 30 mil pesos, y esta suma es a quienes menos ganan.

Comentaron que han tenido juntas con Lezama Rodríguez pero solo les contesta que agradezcan a Andrés Manuel López Obrador por “crear esta ley” sin que les explique lo que verdaderamente esté pasando.

“Hay un video en donde la Secretaría del Trabajo ha dicho que en ningún caso debemos salir afectados, a quienes se rebase el monto a repartir de utilidades que eso debe seguir pero como son sus imposiciones no nos han dado oportunidad ni siquiera de pensar que podría llegar a ser así”, resaltaron.

El problema, comentan, afecta a todos los trabajadores ya que opinan son acuerdos entre la encargada de Recursos Humanos y el propio director Édgar Maranto Castillo, que de acuerdo a promesas de ambos, el dinero será regresado a la planta pero que seguramente la ocuparan para la construcción de una planta hermana.

En la opinión de varios de los trabajadores que se expresaron en la red social, la mayoría siente decepción de la fábrica Schott México ya que parece están en su contra “su palabra ya no vale y nos intimida en el trabajo”, “una cosa es la reponsabilidad en el trabajo y otra que nos agarren de tontos con sueldos bajos”.

“Necesitamos un milagro. NECESITAMOS AYUDA y exhorto a los demás compañeros  para que expongan su inconformidad. Que Dios nos ampare”, fue uno de los últimos mensajes en Facebook.

Finalmente piden tanto a la Secretaría del Trabajo y Prevención Social, al Ayuntamiento de Amatlán, a AMLO y a Schott Alemania que los apoyen a resolver esta situación.

Rodeli

Denuncian doble moral del Alcalde de Coetzala

Impera coyotaje en la tienda IMSS de Orizaba