• Combustibles de baja calidad
  • A partir de 2019 la petrolera estaba obligada a distribuir sólo DUBA, bajo la NOM-016 emitida en 2016

AGENCIA

CDMX.- Dentro de los próximos cuatro años, la mayor parte del País estará condenada a seguir respirando aire contaminado, no sólo por las emisiones de las refinerías de Pemex, sino porque se seguirán refinando combustibles de baja calidad, como el diésel.
A partir de 2019 Pemex estaba obligada a distribuir sólo Diesel de Ultra Bajo Azufre (DUBA), bajo la NOM-016 emitida en 2016.
Sin embargo, bajo diversos mecanismos legales ha encontrado la manera de posponer esta obligación hasta 2024.
La idea original era que Pemex suministrara a todo el País diésel limpio mediante la reconfiguración de sus seis refinerías; sin embargo, a la fecha sólo tres han concretado ese proceso.
En 2019 su producción fue de 74 mil barriles diarios en promedio, con lo que cubrió apenas 18.5 por ciento de una demanda de 400 mil barriles diarios.

  • PARA SABER
    En 2019 su producción fue de 74 mil barriles diarios en promedio, con lo que cubrió apenas 18.5 por ciento de una demanda de 400 mil barriles diarios.


En los primeros siete meses de este año, la producción ha sido de 61 mil barriles diarios, debido a que sólo aportan las refinerías de Cadereyta, Minatitlán y de Salamanca.
Con la pandemia de Covid-19, la situación se ha tornado más crítica, debido a la necesidad de Pemex por desahogar el producto “sucio” que
tiene. Recientemente, la Comisión Reguladora de Energía (CRE), permitió a Pemex que, en algunos corredores de transporte del País como Puebla, Veracruz y Oaxaca, distribuya el diésel sucio para no perjudicar la operación de las refinerías.
Esto ha puesto a la industria automotriz en una situación más complicada, pues en 2021 está prevista la entrada en vigor de la NOM-044 que obliga a los fabricantes y transportistas a ensamblar, vender o utilizar únicamente vehículos que funcionen con diésel de ultra bajo azufre.
Diversas asociaciones ya solicitaron que se ajuste la norma.