• Pierde el Parque Nacional del Pico de Orizaba dos por ciento de su cobertura forestal

CÓRDOBA.- El coordinador del proyecto Salvemos al Pico de Orizaba, Ricardo Rodríguez Deméneghi, manifestó que los taladores de árboles “están en todo su apogeo” se estima que durante este 2020 se ha perdido el dos por ciento de su cobertura forestal, lo que se puede calificar como la otra pandemia que es la tala.
Destacó que el Gobierno Federal no hizo nada a pesar de los llamados constantes de la sociedad civil y los habitantes de estas comunidades, lamentablemente tampoco hay vigilancia en la zona del Parque Nacional de la montaña más alta del país.
Consideró que esto es lo peor que le puede pasar, pues se trata de un talamonte industrial y no el hormiga, “es el que baja camiones cargados de madera ya industrializada, ya trabajada y es tan sencillo como estar en Coscomatepec y ver que son de ocho a diez camiones cargueros llenos de las rejas de madera o los famosos huacales y eso ocurre todos los días”.
Agregó que a pesar de que no se tienen datos, en la zona “sigue subiendo el cazador y el talador furtivo al parque nacional, no tengo ningún reporte de cazadores, pero no tienen quién los vigile, llevamos en 19 meses de esta nueva administración nacional una pandemia de tala increíble, aunque las autoridades digan que ya se aplanó la curva estamos exactamente igual”.