Orizaba.- Algunos de los templos de la ciudad lucieron cerrados, mientras que en otros la afluencia lucio semivacía, lo anterior en el marco del Jueves Santo en el que se acostumbra visitar los siete templos en la Semana Santa.