• Acusan pobladores
  • En su período como alcalde, José Marcelo Aguilar López, les prometió un albergue para Balastrera, pero olvidó terminarlo, refirieron
  • Familias se quejan de que carecen de un sitio donde protegerse de una contingencia, el único lugar seguro es el área del cementerio.
  • Las autoridades municipales olvidan a los que menos tienen, sólo acuden a ellos durante las elecciones, dijeron residentes.

Nogales.- Pobladores de Balastrera recuerdan al tesorero municipal, José Marcelo Aguilar López, por la gestión inconclusa de un albergue que utilizarían en caso de alguna contingencia por fenómenos naturales o por PEMEX, en 2007 cuando fue presidente municipal.
Indicaron que tras la explosión de ductos y la barrancada de 2003, en 2007 con intervención de la paraestatal, ayuntamiento y en ese entonces la Secretaría de Desarrollo Social y Medio Ambiente (SEDESMA), se concretarían proyectos preventivos para la localidad y sus familias.
“Hubo reuniones en las que el entonces Alcalde nos dio detalles de los supuestos avances de las gestiones que se realizaban, según ya se tenía un predio cerca del panteón en donde se construiría el albergue, pero su administración terminó y se quedó pendiente”, expresaron los quejosos.
Lamentaron que a pesar de que el hoy Tesorero del ayuntamiento conoce la problemática, estando otra vez en el poder junto con el ex presidente municipal y actual alcalde, Guillermo Mejía Peralta, no han retomado la gestión que es prioritaria para la seguridad de todos los residentes.
Mientras que el tema por el momento no es de interés para las autoridades, manifestaron que ante la falta de un albergue que en su momento se dijo también funcionaría como espacio deportivo, cuando hay contingencia en el sitio, se organizan para abandonar sus casas, congregarse en el panteón y resguardarse.