Tlaltetela, Ver. – Una llamarada de petate fue el “Toque de queda” implementado en Tlaltetela, pues el alcalde Aldegundo Vela López, afirmó que no es “obligatorio”.
El Ayuntamiento confirmó que se les notificó de otro caso sospechoso de Covid-19, aunque la Secretaría de Salud no les promocionó ni la identidad o lugar de donde es la persona.

Para más información, adquiera mañana su periódico El Buen Tono.