HUILOAPAN.– Amarrado de pies y manos y con visibles huellas de tortura, fue encontrado la mañana de ayer el cadáver de un hombre que estaba tirado a un costado de la autopista Puebla-Córdoba a escasos metros del  destacamento de la Policía Federal. 

Cabe señalar, que el sujeto estaba semidesnudo y tenía puesta una cartulina sobre su espalda con un “narcomensaje”, mediante el cual un grupo de la delincuencia organizada que opera en la zona se adjudicó su ejecución y dio a conocer los motivos del asesinato.

El hallazgo se realizó a las 07:50 horas, cuando automovilistas que circulaban sobre el carril que va con dirección a Veracruz, se percataron de que en unos pastizales a la altura del kilómetro 267 yacía tirado el cuerpo sin vida de una persona.  

Al lugar se trasladaron efectivos de la Policía Municipal que corroboraron la información emitida por los usuarios, por lo que montaron la Cadena de Custodia para evitar la contaminación de la escena hasta la llegada de las autoridades de la Fiscalía Regional. 

De igual forma, efectivos de la Policía Federal y de la Fuerza Civil implementaron un fuerte dispositivo de búsqueda para tratar de ubicar a la o las personas que abandonaron el cuerpo del occiso; sin embargo no se encontró a ningún sospechoso cerca del lugar. 

Fueron peritos forenses de la dirección de Servicios Periciales quienes realizaron la recolección de indicios y señalaron que cerca del cuerpo había un casquillo percutido de arma de fuego, por lo que se presume que el sujeto habría sido ultimado en el lugar por sus victimarios. 

Luego de concluir con las diligencias de Ley, los restos del ejecutado fueron trasladados a las instalaciones del Servicio Médico Forende (Semefo) de Orizaba por trabajadores de una conocida funeraria, donde permanecen en calidad de desconocidos y se espera que puedan ser reclamados.