RÍO BLANCO.- Trabajadores del almacén del Instituto Mexicano del Seguro Social exigen una auditoría y una investigación a fondo en contra del encargado de este departamento, Alejandro Morales Cervantes, quien además es alcohólico y se presenta a trabajar en estado de ebriedad.

A través de una llamada telefónica, cuya grabación obra en poder de este reportero, el personal del almacén acusó que existe saqueo de insumos, principalmente de los que son para Covid como medicamentos, cubre bocas, caretas y ropa desechable que venden de manera clandestina. Pidieron que la investigación sea a fondo y que también indaguen a:  David Suárez Aca y Efraín Claudio Pérez, quienes son sus incondicionales y cómplices en todo. De hecho casi siempre entran y salen con él como si fueran sus guardias personales, en vez de que estén realizando las labores para las que fueron contratados.

Se quejaron de que Morales Cervantes llega a laborar a la hora que él decide, pero al resto del personal de confianza los obliga a cumplir los horarios e inclusive laboran horas extra sin goce de sueldo.

“Sean hombres o mujeres los obliga a realizar guardias nocturnas, sin importar si el trabajador tiene esposo o esposa, hijos que atender y cuidar”, indicaron al reportero.

Aseguraron que el lunes o martes de la semana que concluye, el personal de vigilancia pasó un reporte de que el sujeto de marras, llegó borracho, gritando, azotando puertas y ofendiendo a todos los trabajadores.

Como testimonio de sus afirmaciones y de los malos manejos que existen, informaron que recientemente se canceló una licitación millonaria, porque Alejandro Morales Cervantes quiso manipular la compra a su modo y conveniencia y no procedió