in

Trabajan por los migrantes, decanato de Córdoba

Superiberia

Efraín Hernández
El Buen Tono
Córdoba.- El obispo de la Diócesis de Córdoba, Eduardo Carmona Ortega, destacó la colaboración estrecha entre los obispos de México y Estados Unidos para atender a los cientos de miles de migrantes que quedan varados en las ciudades fronterizas.
Carmona enfatizó que las personas que se dirigen a la Unión Americana no son delincuentes, sino individuos en situación de extrema necesidad. “Las diferentes instancias de ambos países están trabajando en la unificación de caminos para abordar este desafío”, añadió.
El presbítero subrayó que la iglesia sostiene la posición de que la migración surge principalmente por necesidad. “Lo ideal sería que nadie tuviera que migrar, pero si lo hacen, es porque se ven obligados por circunstancias difíciles”, destacó.
En cuanto a la diversificación de la migración, Monseñor señaló que ya no sólo pasan migrantes de Centroamérica por México, sino también de otros lugares como China y Europa oriental.
Al finalizar, hizo un llamado a la sensibilidad de la comunidad religiosa: “México se ha convertido en un destino para los migrantes, y es importante que seamos solidarios, especialmente con nuestros paisanos en el norte. Cuando transiten por nuestro territorio, es fundamental ayudarlos y tratarlos con bondad”, añadió.

PUBLICIDAD CANAL OFICIAL

Se unen vs abusos a los transportistas, diversos sectores

Sigue el alza encanasta básica, todo se incrementa