• Los aumentos a las refacciones y el alto costo a los insumos mantienen al sector agobiado por la crisis

Orizaba.- Empresarios transportistas deben millones de pesos a compañías gasolineras por dos o más meses de combustible, en algunos casos les niegan el servicio, por lo que se ven obligados a cambiar de proveedor, reconoció el representante de la cooperativa Cerritos, Alfredo García.
Mencionó que les está costando mantenerse, pues esto significa estar muy endeudados; “aquí nadie se ha escapado de esto” y la deuda más importante que tienen es el combustible, compromisos contraídos con las empresas que les surten este importante insumo.

*el tip
LO BUENO ES QUE YA SE VA
El Gobernador, lejos de involucrarse en resolverles el problema, amenazó a los transportistas que están desesperados porque cada semana les suben el precio del diésel y a ellos no les deja subir el precio del pasaje, arrinconándolos a que compren “huachicol”, como ya muchos de ellos lo hacen, y a comprar llantas y refacciones robadas, ¡para poder subsistir! A eso los orilla un Gobierno arrogante, autoritario y cerrado a ver la realidad. Si los costos suben, no es posible que no les autoricen el aumento al boleto o les subsidie el Gobierno el precio del diésel. ¡Lo bueno, es que ya se va!

“Al grado que ellos ya no nos quieren surtir y todo arrastra. Algunos estamos atrasados por varios meses, algunos vamos al tope y a otros definitivamentae ya no les dan combustible y tienen que buscar otras opciones, como la de buscar otros proveedores, otros socios y todo lo que conlleva”, detalló.
Indicó que en el caso de la empresa Cerritos rebasan los 300 mil pesos y han logrado sostenerse debido al apoyo de su proveedor, “que entiende la situación económica y de crisis por la que atravesamos; sin embargo, es darle vuelta al negocio. Algunos están endeudados por un millón de pesos y hasta más”.
Comentó que esta empresa le da trabajo a 30 operadores, llegando a las 50 plazas, contando los mecánicos, despachadores y administrativos, por lo que consideró que es de suma importancia continuar dando el servicio, ya que de ellos dependen varias familias.