La Navidad

El negocio de las apuestas ganó en grande en los comicios en Estados Unidos, ya que tres estados legalizaron las apuestas deportivas y otros tres autorizaron o ampliaron los casinos.

Maryland, Dakota del Sur y Luisiana aprobaron las apuestas deportivas. Para fines de año, habría apuestas deportivas en más de la mitad del país, apenas tres años después que un fallo de la Corte Suprema allanó el camino para que los 50 estados las autoricen si lo desean.

Virginia aprobó los casinos en cuatro localidades, Nebraska autorizó los juegos de casinos en sus hipódromos y Colorado amplió el número y tipo de juegos de casino en oferta, además de eliminar algunos límites de las apuestas.

“Parece que la legalización de las apuestas gana aceptación creciente entre los estadounidenses”, dijo David Schwartz, un historiador de los juegos de azar en la Universidad de Nevada Las Vegas. “El agregado de casinos en Virginia y los casinos en los hipódromos de Nebraska indica que los juegos tipo casino también están en alza. Hemos llegado a un punto en que los votantes parecen aceptar que el juego legal significará beneficios para sus estados”.